viernes, 5 de mayo de 2017

Diacciónario poético: R

 
 
en homenaje a
George Perec y Juan Bonilla

de recuerdo

partícula del mapa que te sostiene,
que te justifica.

Volver a repasar los recuerdos como madre con TOC que vigila a los cachorros, que ninguno se escape, pero estos cachorros están hechos de niebla.

Ningún recuerdo encerrado en una caja. Nosotros somos el recipiente y la huida de la raíz que nos trajo
aquí.

El durante, la epidermis de tiempo que no para nunca de caerse.

-

^Porque recuerdo las eses de los circuitos en la arena para jugar a las chapas. Dibujar los ciclistas con monedas de 25 pesetas (de las grandes) o 500 pesetas (en el caso de que hubiera).

^Recuerdo los bocadillos en los mayos cuando íbamos a bañarnos en las minas, en Torrelaguna. Pozas, amigos y sol, las moléculas de la felicidad.

^También recuerdo el puesto en una calle cerca del metro Quinta Normal, en Santiago de Chile, cuando compré <>. Aquel primer libro de poemas que SÍ.

^Recuerdo, claro, los botellones de amigos, bebida barata, charla y risa en Miraflores. Esa catedral que desapareció entre la niebla. Quedan tan solo los amigos, duros como refugios antiaéreos.

^Recuerdo volver a casa tarde, después de fútbol, y aquella lluvia intensa, los charcos, el vértigo dulce por la ducha caliente al llegar a casa.

^Recuerdo las tardes aquellas, de malabares con amigos y niños voluntarios en la plaza de Torrelaguna. Todo era posible.

^Ese minuto de silencio. Recuerdo aquel minuto de silencio en Sol. Nuestra Puerta del Sol. Aquel minuto de silencio en la jornada de reflexión. Las manos arriba, todos juntos. 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario