viernes, 31 de marzo de 2017

Diacciónario poético: A



de artista

el de los brazos cortos que no llega al fondo del río, las joyas caídas, hologramas mojados de lo imposible. El regadera de mundos y sentidos, manchando las mesas y los techos de su ojo, su visión, su punto negro de vista. 

El que rompe el mundo de palabras y luego se pincha con él, sus significantes lejanos. 

Nadie entiende su boca abierta como ballenacomeplacton. La boca debe de ser un susurro, una línea horizontal como un corte en la nieve, una hucha donde el ogro pueda meter las monedas del salario y agradecer el silencio. 

Así los artistas se mueren de hambre (pan y letras, que a veces son sinónimos). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario